Aventura en el Caribe

Viaje de Aventura en el Caribe:

  • Mi primera amistad
  • Caymanas Park
  • Huésped privilegiado
  • Los Sikhs
  • Idiosincrasia jamaiquina


Capítulo 6
Aventura en el Caribe

por Dúndar Quirán


Mi primera Amistad en Kingston

Ravi Kumar era el único huésped que permaneció en casa de Mrs Bodden después del fin de la temporada turística.

Aquél tenía 24 años cuando le conocí.

Nació en Trinidad de padres provenientes del norte de la India.

Ravi era un tipo alto, moreno, con bigote tipo Nicolás Maduro.

Su actitud mostraba un alto grado de seguridad en sí mismo, y su mirada era el reflejo una aguda inteligencia.

Para mí era muy frecuente ver a Ravi deambular despreocupadamente por el hostal.

Noté que dedicaba casi todo su tiempo a apostar.

Creo que ésa era su única ocupación fuera de su infinito tiempo libre.

Continuamente yo le veía llenar tarjetas de apuestas las que podían conseguirse en casi cualquier tienda de la capital jamaiquina.


Caymanas Park

Por Ravi supe que había un hipódromo al oeste de Kingston llamado Caymanas Park.

Este centro de diversión fue construido en terrenos de una antigua hacienda azucarera que volvió millonarios a sus propietarios debido al comercio del azúcar y de esclavos.

Las carreras de caballos, por lo menos en esa época, tenían mucha más popularidad en Jamaica que en México.

Por esta razón varios anuncios urbanos en Kingston estaban dedicados a publicar las próximas competencias ecuestres.

Recuerdo frases como Triple Crown, o The Queen's Award.


Huésped Privilegiado

Quizá porque yo era la persona más próxima en edad a la de Ravi, éste me confió varios aspectos de su vida.

Uno de ellos fue el "secreto" de su fuente de ingresos, lo que le convertía en un huésped privilegiado.

Mrs Bodden no le cobraba ni un centavo por vivir en su casa, ni por comer. 

Incluso le daba dinero cuando él se lo pedía.

A cambio Ravi debería acostarse con la señora cuantas veces ésta quisiera.

Ravi estuvo viviendo en Alemania de donde salió huyendo al ser acusado de traficar con marihuana.

En lugar de refugiarse en su país se escondió en Sudamérica.

Además del inglés criollo hablado en su país,  Ravi dominaba el español en el que usaba las "s" agregando un ligero silbido.

Al preguntarle por su acento, me dijo que había aprendido castellano en Bolivia.

Ahí vivió un par de años en donde se enamoró de una boliviana a la que nunca más podría volver a ver.

La razón: también se vio obligado a salir de ese país por razones relacionadas con la justicia.

Por tal motivo este joven llegó a Jamaica en espera de una oportunidad para viajar a Nueva York en donde tenía familiares.

La imagen de delincuente que yo tuve de Ravi por los comentarios que me hacía con orgullo, desaparecía momentáneamente cada vez que él me hablaba sobre su amada sudamericana.

En esos momentos le salía el lado sensible y con mucho colorido me describía los escenarios naturales propios de la tierra de su chica lamentándose de haberla dejado.


Los Sikhs, o Sijes

Ravi llegó a comentarme que sus ancestros pertenecieron al sijismo, una religión basada en la igualdad, en la libertad de creencias y en el servicio comunitario.

Ante mi interés por saber más del tema, entre otros detalles me habló sobre la existencia en Punyab, India, de centros sijes en donde regalan alimentos a quienes los solicitan sin importar su religión.

Ahí acuden cocineros, lavaplatos y cargadores que voluntariamente se ofrecen para permitir el buen funcionamiento de esos centros.

De paso, Ravi me sugirió no preguntar a ningún hindú a qué casta pertenece pues para muchos de ellos es un tópico incómodo, especialmente si pertenecen a las castas consideradas inferiores.

Sin embargo, agregó, a la mayoría de personas que pertenecen a castas superiores no les importará hablar del tema, porque muchas de ellas tratan ese asunto con ecuanimidad.


Idiosincrasia de los Jamaiquinos

Gracias a Ravi comprendí un poco más sobre la idiosincrasia de los jamaiquinos.

El consideraba a la mayoría de éstos como muy sencillos y fáciles de tratar, y por lo tanto me recomendó usar sólo palabras cotidianas y evitar temas intelectuales con ellos.

Me dijo que no esperara ver enamorados besándose en los parques públicos o en lo oscurito.

La mayor parte de los padres aceptaban como normal que sus hijos invitasen a sus parejas a pasar la noche en casa, al estilo nórdico.

Ravi me resultó muy útil al enumerar los nombres de algunos lugares de Jamaica que podrían interesarme para visitar, así como sitios que yo debería evitar por ser inseguros.

Después de leer "Aventura en el Caribe", a dónde quieres ir?


privacy policy